CÓMO HACER RESOLUCIONES DE AÑO NUEVO Y MANTENERLAS

If you're looking to set new year goals and keep them, this article is for you

Una resolución de año nuevo es una tradición, una práctica en la que una persona decide continuar con buenas prácticas, cambiar un rasgo no deseado, lograr una meta o mejorar su comportamiento al comienzo del año.

Celebridades como Gwen Stefani, Blake Shelton, Keke Palmer, Ciara, Jessie James Decker y Rihanna compartieron sus propósitos de Año Nuevo relacionados con el fitness, la salud e incluso detener los malos hábitos. Estoy seguro de que al leer esto, también hiciste propósitos de año nuevo o al menos planeas hacerlo.

Lo más importante no es fijarte una meta, es hacer lo que planeaste y ahí es donde está el trabajo duro. Entonces, lo más probable es que hayas roto una resolución de año nuevo que te propusiste en algún momento de tu vida. Si ya tiene resoluciones, es probable que ya haya roto algunos de estos planes.

¿Qué tal si tomas una resolución ahora mismo y es dejar de planificar cambios para luego no cumplirlos?

No es fácil, pero la amarga verdad es que tendrás un año mucho mejor si cumples tus propósitos. Aquí hay cuatro consejos que le ayudarán a seguir adelante:

  1. Sea realista: la forma más rápida de no alcanzar sus objetivos es hacer que los objetivos sean inalcanzables. Un ejemplo es este, Ada decide no volver a comer comida chatarra nunca más pero trabaja en una fábrica de dulces. La resolución de Ada no es de ninguna manera realista porque es imposible que no pruebe un caramelo. Esforzarse por no comer nunca comida chatarra está destinado al fracaso; en su lugar, trabaje para lograr un objetivo más alcanzable, como evitarla con más frecuencia que ahora. Otra es reducir la cantidad de comida chatarra que consume al día.
  2. Planifique ahora: no espere hasta el último minuto ni lo posponga. Decide ahora cómo afrontarás la tentación de saltarte el gimnasio o comer un trozo de pastel. Esto podría incluir tener compañeros responsables, practicar afirmaciones o recordarse cómo el "mal comportamiento" afectará sus objetivos.
  3. Realice un seguimiento de su progreso: realice un seguimiento del éxito en un diario. Las metas a corto plazo son más fáciles de cumplir y cada pequeña victoria te motivará. Recompénsese a veces por estas victorias.
  4. Sigue intentándolo: los expertos dicen que se necesitan unos 21 días para que una nueva actividad se convierta en un hábito y seis meses para que se convierta en parte de tu personalidad. Esto no sucederá de la noche a la mañana, así que sigue intentándolo. Si pierdes fuelle a mediados de febrero, no te preocupes, empieza de nuevo o continúa, sea cual sea el caso. Puedes volver a intentarlo durante 24 horas para ganar confianza y retomar el rumbo.

Las resoluciones son geniales. Te ayudan a reflexionar sobre el pasado, el presente y el futuro. También le resultará fácil descubrir qué ha funcionado y qué es posible que deba cambiar para mejorar su vida.


You may also like Ver todo